!-- TWITTER CARDS -->

domingo, 24 de diciembre de 2017

La cuestión catalana: su solución por los Diputados de Distrito y la propuesta de Trevijano.

La cuestión catalana es una consecuencia del Régimen del 78 del cual son parte los partidos nacionales y los nacionalistas. El gobierno catalán, sucursal del Régimen en Cataluña   ha favorecido y promocionado odio a lo español utilizando indebidamente competencias cedidas por el estado y gastando recursos económicos en medios de comunicación en campañas como “España nos roba” o exageraciones interesadas de humillaciones y violencias.

Por su parte el gobierno central, titular principal del Régimen, apoyado ocasionalmente por esos mismos partidos nacionalistas, ha contribuido grandemente con sus acciones u omisiones, a aumentar  en Cataluña el sentimiento nacionalista catalán, residual inicialmente, hasta llegar a afectar a casi la mitad de la población; y lo ha hecho concediendo indebidamente competencias y dejación de funciones, a cambio de votos durante años.

La solución a la cuestión catalana requiere un cambio de régimen, y no pasa por el advenimiento de una “republica” también de partidos, sostenida por un sistema electoral de listas con hasta 85 nombres, y con el mismo nivel de corrupción, clientelismo y enchufismo que el régimen español. Una republica que no será reconocida por  Europa ni por ningún país importante a nivel mundial; que hará sufrir a Cataluña efectos que ya se han empezado a notar durante la DUI del final de 2017,  y que dejará a España desgarrada y expuesta también a toda clase de empobrecimiento progresivo.

Mantener la unidad de España es una obligación histórica que la nación española, Cataluña incluida, tiene con sus antepasados y sus descendientes; y es vital para Cataluña y para el resto de España que la unidad de España se conserve para mantener la importancia de la nación en el concierto internacional; por lo cual destruir la unidad no puede ser parte de la solución de la cuestión catalana: ni para Cataluña ni para el resto de España.

 La solución a la cuestión catalana pasa por la desaparición del régimen de partidos del 78 en España, con Cataluña incluida, y su sustitución por “un sistema de gobierno que cumpla las dos principales reglas de juego de la democracia formal: la representación ciudadana y la separación de los poderes. Esto conlleva la elección directa de diputados de distrito mediante el sistema mayoritario uninominal (poder legislativo), la elección directa del presidente de Gobierno (poder ejecutivo) y la elección del gobierno de los jueces por parte del mundo judicial (Consejo de Justicia).” [1]

La solución a la cuestión catalana pasa por el control de los desmanes del poder ejecutivo por el poder legislativo, porque un poder solo puede ser controlado por otro poder. De ahí la importancia de la separación de poderes en origen. Las leyes han de ser redactadas por los representantes de los que las tienen que cumplir; y esos representantes son los diputados de distrito, y éstos han de ser controlados a su vez por los ciudadanos de sus respectivos distritos electorales. [2] (https://www.youtube.com/watch?v=6rnpouOHcX4)

La separación de poderes propuesta por el MCRC impide que el ejecutivo sea el único que pueda promover y promulgar leyes, y pasa esta facultad a la asamblea legislativa; y de esta manera quita la posibilidad que tiene el régimen actual de hacer aprobar leyes en el Congreso por sus propios representantes elegidos en sus listas, o mediante negociaciones partidarias extraparlamentarias con los líderes de la oposición, incluidos los nacionalistas,  porque se sabe que esos apoyos son o pueden ser fruto de negociaciones inconfesables, trapicheos de  votos, y base de la corrupción sistémica del régimen.

La solución a la cuestión catalana pasa, en fin, por la puesta en marcha de un periodo constituyente  que permita eliminar pacíficamente el régimen de partidos del 78 y sustituirlo por uno verdaderamente democrático, basado en la libertad colectiva como promueve el MCRC (Movimiento de Ciudadanos hacia la Republica Constitucional) fundado por D. A. Garcia Trevijano. Más información sobre el MCRC en: https://mcrc.es/

Si te parece correcto o deseable lo que te comento apoya la petición compartiéndola con tus amigos, y aun mejor: entra en la página del MCRC mira su propuesta y en su caso haz como yo y afíliate. Cuantos más seamos mejor.

¡Ah! y gracias por tu tiempo.



[1] De los objetivos del MCRC (Movimiento de Ciudadanos hacia la Republica Constituyente)
[2] Ver VDO de Jordi Evole sobre las funciones de los diputados de distrito en UK

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Los comentarios requieren VBº del administrador