!-- TWITTER CARDS -->

viernes, 20 de octubre de 2017

España se parece a un barco en aguas turbulentas.

La situación de España se parece a la de un barco de pasajeros que navega por un mar en tormenta, y los pasajeros no están contentos con la manera en la que el capitán lleva el barco.

Y una parte de la oficialidad ha convencido a pasajeros que ellos tienen un barco cerca, y que ellos van a manejarlo mejor  que el capitán actual. 

Esta parte de pasaje está de acuerdo en dejar el barco sin considerar que los oficiales revoltosos han aprendido a llevar barcos en la misma escuela del capitán por lo que lo esperable es que lleven el barco igual de mal.

Los oficiales revoltosos mantienen lo contrario y se apoyan en medias verdades, exageraciones e incluso mentiras acerca de la existencia de ese barco cercano e incluso acerca de sus habilidades como tripulación.

Pasajeros con más experiencia y años contemplan la situación del barco y la propuesta de los revoltosos como un “dejá vue” en barcos en una situación similar y estiman que la solución mejor para todos es cambiar al capitán y sus métodos de navegación, eligiendo a otro y mediante un sistema de elección directa en el que todo el pasaje participe.

También piensan los mayores que todo el pasaje estará mejor manteniéndose juntos en el barco grande y con su tripulación completa. Y que no es justo para ellos, los más mayores,  que los pasajeros que desean dejar el barco, muchos de ellos jóvenes y vigorosos  y los oficiales revoltosos, les abandonen a su suerte con el mal capitán y sin la fuerza de la juventud necesaria para llevar a cabo los cambios necesarios.


Hay que confiar en que el pasaje llegue a una conclusión favorable para el bien de todos porque lo previsible es que la situación de aguas turbulentas en el océano que navega el barco, es y continuará siendo turbulenta por tiempo indefinido.

viernes, 13 de octubre de 2017

Escocia vs Cataluña: el 1er problema catalán es el régimen de partidos

Se compara el caso de Cataluña con Escocia en el tema del referéndum pero hay una diferencia importante entre ellas: el sistema electoral para elegir sus representantes. En Escocia los votantes escoceses eligen a sus representantes para el Parlamento de Londres directamente, sin listas, mientras que en Cataluña los catalanes eligen a sus representantes en listas de partidos.

En Escocia donde viven 4.4 M de personas, y son parte de UK,  los votantes eligen a sus representantes en circunscripciones uninominales (es decir un representante por cada circunscripción) que tiene un tamaño tipo barrio de unos  69.000 habitantes; y hay 59 circunscripciones lo que significa que los escoceses tienen 59 representantes en el Parlamento de Londres. Y de una forma parecida eligen sus representantes para el Parlamento “autonómico” de Edimburgo.

Y en Escocia el contacto de los votantes con sus representantes, o sea con la política, es o puede ser semanal porque éstos, los representantes, trabajan durante la semana en sus Parlamentos, sea Londres o sea Edimburgo, y durante el fin de semana en sus circunscripciones,  en la oficina que cada uno de ellos tiene en su circunscripción; y cada habitante de su circunscripción, le haya votado o no, puede ir a visitarle y plantearle sus problemas.

En Cataluña (7.5M de personas) no es así; como en el resto de España, los votantes eligen a sus representantes indirectamente, con listas, en circunscripciones provinciales en las que  viven cientos de miles  de personas. (1)

El resultado es que los escoceses están representados por personas elegidas en proximidad, mientras que en Cataluña (y en España) al elegir las listas dan el visto bueno a unas personas que han elegido previamente los partidos y a la que el votantes casi no conocen, ni con la que seguramente han tenido contacto presencial ninguno. Es la diferencia entre una democracia de personas y una democracia de partidos: en Escocia la gente puede exigir responsabilidades a sus representantes elegidos, por lo cual en mucha medida manda sobre los políticos y en España no: son los partidos que hicieron las listas los que mandan sobre los políticos.

Por lo mismo, en Escocia la gente tiene representantes que les protegen de la acción de sus gobiernos, mientras que en España la gente no tiene representantes frente a la acción de nuestro gobiernos. Y eso es un problema grave porque si el gobierno y sus medios repiten “España va bien”  o “hemos superado la crisis” la gente puede terminar creyéndolo aunque no sea verdad; o si el gobierno y sus medios repite” España nos roba y para evitarlo nos conviene ser una república independiente” la gente puede también terminar por creérselo.

Quizá lo primero que necesitamos es cambiar el sistema de partidos para que no sean ellos los que nos manden y ser más como Escocia y UK, y seguramente terminaremos prefiriendo permanecer todos juntos.

(1)
Provincia
Habitantes (miles)
Representantes
Barcelona
5.500
31
Tarragona
792
6
Lerida
434
4
Gerona
753
6
Total
7.479
47

Si piensas que para tener políticos de confianza necesitamos hacer que cambien el sistema electoral, por favor, firma la petición y promuévela entre tus amigos. Gracias

Si queréis manteneros informados de las novedades de "Necesitamos políticos de confianza"  podéis poner "Me gusta" en la página de Facebook o seguirnos en Twitter. O promociona  la petición: https://www.change.org/p/diputados-de-distrito-fuera-listas-y-fuera-partidocracia. Lo que mejor os venga.