!-- TWITTER CARDS -->

domingo, 5 de febrero de 2017

Las listas electorales base de la partidocracia

Las luchas internas en el PSOE, el PP, PODEMOS, Ciudadanos etc. ¿por qué suceden?, ¿por qué los miembros de las cúpulas de los partidos pelean entre sí a menudo olvidando a sus bases?

Es la lucha por el poder. Quieren unos y otros “barones” figurar en las posiciones organizativas de toma de decisiones; unos para poner en marcha actuaciones idealistas del partido, otros para aprovecharse del cargo en beneficio propio o de sus amigos.

 El instrumento por el cual los directivos de un partido pueden llevar a cabo esas actuaciones es la lista electoral: ser uno de los nombres de la lista electoral, o mejor aún, participar en la confección de la misma.

Y ello es posible por la Constitución y por una ley de las leyes que la desarrollan: la Ley orgánica Electoral; una, la Constitución, declara en su artículo 6 que los partidos políticos son “instrumento fundamental para la participación política…otra, la ley orgánica Electoral 5/1985 art 169.2 dice: “Cada candidatura se presentará mediante listas de candidatos” pudiendo presentar candidaturas (Art 44) “los partidos y federaciones[i] inscritos…, las coaliciones[ii] constituidas según lo dispuesto … las agrupaciones de electores que reúnan los requisitos … “. Además en su art 163 dice que “la atribución de los escaños en función del escrutinio se realiza conforme a las siguientes reglas: …. “, y describe lo que se conoce por método d’Hont.   

La Constitución y la Ley electoral ponen a los partidos en el centro del poder gracias a las listas electorales.

Cuando un político de un partido estatal PP, PSOE, C’s, PODEMOS etc.  ocupa alguno de los primeros puestos de la lista electoral, y debido a la extraordinaria influencia del marketing de las campañas electorales, con mucha probabilidad logrará acta de diputado[iii].

Para un político estar en el Parlamento es poder participar en el circulo vicioso del poder, en los lobbys de la redacción de las leyes, los de los presupuestos de la nación, la elección de los miembros del poder judicial, los del consejo de dirección de TVE, etc.,  para, en su caso, poner en marcha los ideales del partido o, presuntamente para  aprovecharse de la posición que se ocupa y devolver favores a quienes le ayudaron a estar en la lista.

Sabemos vía medios de comunicación independientes que algunos políticos profesionales pueden hacer cualquier cosa por estar ellos mismos en las listas, o para poner en ellas a gente de su confianza,  por lo que algunos pensamos que las listas son el origen profundo de la corrupción.

Y estar en las listas ¿a cambio de qué?, ¿qué obligaciones adquiere quien alcanza el acta de diputado? La condición es desde luego la de obedecer las consignas de quien o quienes le pusieron en la lista.

Gracias a las listas electorales los diputados son representantes del partido, o más específicamente representan al líder de ese partido, y están obligados por la disciplina de partido a seguir sus consignas, lo cual se puede ver claramente en TV en la cadena Parlamento cuando retransmiten votaciones en el congreso, donde un diputado de los bancos bajos indica con los dedos de una mano a los diputados de los bancos de arriba,  la opción que deben votar la cual ha sido decidida en los despachos de las oficinas del partido [iv].

Las listas electorales son la base del poder de los partidos y el fundamento de la Partidocracia.

Por las listas no estamos en democracia, ya que los diputados en Democracia representan a la gente, no a los partidos, y para llegar a una verdadera democracia las listas deben desaparecer del sistema electoral; y las circunscripciones deben ser de solo unas 100.000 personas y tener cada una de ellas un representante en el Congreso: su diputado de distrito

Y ello empoderaría a la gente para decidir quién está en política, no los partidos,  y para revocar a los representantes que no defendieran adecuadamente los intereses del distrito electoral.Y ello quitaría a los partidos del centro del poder y pondría en su lugar a la gente, que es a quién pertenece el poder. 

Los partidos están a gusto con las listas y ninguno de ellos, nuevo o viejo menciona eliminarlas  e ir a diputados de distrito, pero algunos votantes de a pie estamos empeñados en ese cambio y en cambiar además todo aquello que impide que en el Parlamento se sienten los verdaderos representantes de la gente. 

Y para ello practicamos la abstención activa  que deslegitima el régimen, hasta que se eliminen las listas; así como recogemos firmas en una petición de Change.org para demandar activamente los diputados de distrito y quitar la partidocracia.

Si estás de acuerdo únete a nosotros y comparte la idea con tus amigos, o pon me gusta en el post, o envíame un e-mail si quieres, o añade un comentario, o promociona la petición etc., lo que mas te convenga porque cada piedra hace pared en nuestro proyecto de regeneración democrática. 

¡Ah¡ y por favor contesta la encuesta del blog. Gracias.




[i] Federaciones de partidos
[ii] Coaliciones de partidos
[iii] Si es el numero uno de la lista más votada, será Presidente del Gobierno
[iv] Las llamadas “cavernas” del partido fuera de la luz y taquígrafos del Parlamento.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Los comentarios requieren VBº del administrador