!-- TWITTER CARDS -->

domingo, 22 de enero de 2017

¿Por qué diputados de distritos uninominales?

En España las elecciones se llevan a cabo mediante listas electorales, y las hay de 36 nombres como las de Madrid, o de 16 como las de Valencia o de 1 como la de Ceuta. Y ello presenta desigualdad en la calidad de la representatividad que ofrecen los diputados a sus votantes, pues mientras el votante de Ceuta sabe quién le representa, el de Valencia no sabe quién de los 16 lo hace, y mucho menos el de Madrid con los 36 de su lista.


Así el votante de Ceuta sabe a quién dirigirse si tiene un problema, pero el de Madrid no; ¿A quien de los 36 se dirige si por ejemplo viajaba en el AVIA de Santiago? O el de Valencia ¿a quién de los 16 se dirige si tiene un familiar víctima del accidentes del metro de Valencia? ¿Se dirigirá a los partidos que pusieron en sus listas a esos diputados? ¿Y le servirá de algo?

Todos los ciudadanos deberían estar representados en el Congreso como los de Ceuta: por un diputado al que conocen por nombre y apellido, a quien se pueden dirigir para conseguir su ayuda y a quien pueden reprobar si no cumple.

Para que todos los españoles tuviéramos el mismo nivel de representatividad, las circunscripciones electorales deberían ser como la de Ceuta, es decir de unos 100.000 habitantes; y de cada una de ellas salir un diputado. Y habría 350, es decir, una circunscripción o distrito electoral por diputado en el congreso. Son los diputados de distritos electorales uninominales.

Los ciudadanos estaríamos mejor representados por diputados de distritos uninominales que por diputados provinciales elegidos en listas de partidos. Pensemos por un momento qué habría pasado en el Congreso con un asunto como la ley de desahucios,  teniendo cada diputado cientos de afectados por las hipotecas en sus distritos, ¿habrían hecho la chapuza de ley hipotecaria que hicieron, o habría sido ésta más favorable a los afectados? ¿No les habrían echado a la calle sus votantes por no defenderles?

Los votantes siempre estaremos mejor con diputados de distritos uninominales en el Congreso pues es allí donde se hacen las leyes, y donde se controla al Gobierno, y  donde en definitiva se asegura la independencia de los poderes del Estado. Y es que en democracia la ley está para cumplirse, y las leyes tienen un ciclo legal y  son el origen de lo que algunos llaman el circulo vicioso del poder; y si nuestros representantes no participan en su elaboración, nosotros quedamos como convidados de piedra de las leyes que hacen los representantes de los partidos.

La primera clave de la democracia es que en el Congreso se sienten los representantes de la gente; y que sea ésta, la gente, quien tenga la capacidad de revocarles en su caso. Y no que los diputados sean representantes de los partidos que les pusieron en sus listas, y sobre los cuales  ejercen su disciplina de voto. 
  
Y se puede tener diputados de distritos uninominales si las buenas personas de la mayoría silenciosa, presionamos de manera pacífica suave y firme. ¿Cómo? ¿Participando en el sistema para reformarlo desde dentro? No, eso no es posible. Hay que deslegitimarlo con nuestra  abstención activa, y aprovechar todas las ocasiones que nos da Internet y  las nuevas tecnología para mostrar nuestra demanda de diputados de distritos uninominales.

Si estás de acuerdo con tener diputados de distrito uninominales ya sabes: apoya con tu firma la petición de firmas que te adjunto, reflexiona sobre el tema, escribe comentarios sobre ello,   comparte el tema con tus amigos, promuévelo entre ellos etc. lo que más te convenga. Si no lo estas expón educadamente tu opinión, seguro que llegamos a una idea mejor para dejar atrás la democracia de los partidos.


Un saludo en todo caso y gracias.             

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Los comentarios requieren VBº del administrador