!-- TWITTER CARDS -->

miércoles, 15 de junio de 2016

Si tuvieras un representante de distrito en el Congreso, ¿qué le pedirías?





El problema fundamental de la política y de los políticos es la poca confianza que dan a los votantes. Ello es porque en realidad no les elegimos, sino que se eligen ellos entre ellos gracias a las listas electorales de partido. Y son listas de demasiados nombres que solo conoce el encargado del partido que la confecciona, y de los cuales nosotros solo identificamos a los cabezas nacionales a través de los medios de comunicación y sus campañas de Marketing. 

Es decir, es como si uno quisiera comprar 10 burros y el tratante le enseñara uno solo. ¿No querría uno ver todos los burros? En el caso de los políticos la situación es mucho más importante porque los políticos no van a hacer el trabajo de un burro, sino que van a administrar nuestros impuestos, a gestionar las fuerzas de seguridad, a promulgar las leyes  en general, etc. Así  ¿no deberíamos conocer con pelos y señales a todos los políticos de la lista?

¿No debería el sistema electoral hacer que los políticos vinieran a los barrios para que pudiéramos los votantes conocerlos de cerca como el comprador del burro quiere conocer a sus animales? ¿Y no debería el sistema permitir despachar al político que no cumpla como se hace con el burro que no cumple?

La solución pasa por que sean los votantes los que tengan la última palabra sobre quién está en Política; que los partidos sigan teniendo un papel importante pero que se limiten a recomendar a sus candidatos barrio por barrio, sin listas y sean los votante quienes en su barrio elijan quién  quieren que les represente, y eso en el Parlamento, en el Ayuntamiento en la Autonomía etc.

También se necesita que el sistema permita a la gente de los barrios censurar y cambiar en su caso al político que incumpla las expectativas que levantó durante la campaña, y que en definitiva no sea la confianza del partido en los políticos lo que determina que estén en política sino la confianza de la gente, y la gente del barrio.

Todos los votantes ganaríamos si tuviéramos representantes de los barrios en el Parlamento, en los Ayuntamientos, y en su caso en las Autonomías; pero los Partidos están muy a gusto con el sistema de listas y no lo cambiarán. Por eso hay que mostrar que no todos estamos a gusto con ellas y presionar de manera tranquila pero firme, para que se eliminen del sistema electoral.

Si tú también piensas así apoya el tema de la forma que te parezca mejor: firma la petición si quieres,  o añade un comentario sobre si efectivamente estarías mejor con un representante de distrito,  y qué le dirías si tuvieras uno, etc. 

Por ejemplo, si fueras un autónomo, o un jubilado, o un padre de familia numerosa, o un joven que busca trabajo, o un afectado por una hipoteca, o un mayor dependiente  etc. ¿qué le dirías a tu representante para que te ayudara a resolver tu problema?

Si lo estimas conveniente firma la petición y compártela con tus amigos o promociónala de la manera que te parezca mejor. Gracias.