!-- TWITTER CARDS -->

martes, 31 de marzo de 2015

Romper el circulo vicioso del poder

Hay mucho malestar y disgusto con los políticos, y cada ciudadano lo manifiesta de diferentes maneras: muchos a través de Internet y las Redes Sociales. La gente protesta porque quiere soluciones al paro, a los desahucios, a las colas en los comedores sociales, a los suicidios, a los recortes en sanidad, a los recortes en la Educación… pero no las encuentra.

La gente reflexiona: estamos en una crisis que no hemos creado, hay un paro enorme, nos han echado de las viviendas que compramos con unos préstamos que pensamos que podíamos pagar; ahora nos dicen parece que estamos saliendo de la crisis pero nosotros seguimos en paro; la riqueza del país está pero el reparto no nos toca nada, y parece que los que tenían, tienen más ahora; y los que no tenemos, tengamos menos todavía. La desigualdad crece. Entonces ¿qué está pasando? ¿Es que no tenemos ningún control de lo que pasa? ¿Es esto normal?   

Algunos pensamos que España está bajo un círculo vicioso del poder, que hace que la riqueza se genera por los muchos y se reparta de manera injusta entre solo unos pocos; que esa es la razón última del crecimiento de la desigualdad y que la situación seguirá así mientras no se tome las medidas necesarias que efectivamente rompan el círculo vicioso del poder.

¿Qué es el círculo vicioso del poder? Es un concepto político nuevo que poco a poco va tomando forma, basado en cinco ideas fundamentales que son muy fáciles de comprender. Primera: la ley está para cumplirse, “mantra” que la prensa se encarga de repetir hasta la saciedad para que se transforme en verdad de fe indiscutible. Segunda: la ley la hacen los  políticos en el congreso, los cuales son “elegidos” por el pueblo mediante listas electorales que preparan los Partidos y que les transforman en sus empleados, estómagos agradecidos y obedientes. Tercera: la ley la administran los jueces, cuyo órgano de gobierno es acordado por los políticos del congreso obedientes a las directivas de los partidos. Cuarta: la ley es asegurada por los cuerpos y fuerzas de la seguridad del estado, bajo las órdenes del Ejecutivo cuyo Presidente es el jefe del Partido que ostenta la mayoría del congreso, y que es uno de los que hacen las listas. Quinta: en caso de necesidad, se crean nuevas leyes, ley mordaza etc.,  o se modifican los anteriores: código penal etc. de la manera que les conviene a los partidos; y se vuelve al punto primero. Y se repite el círculo indefinidamente.

¿Se puede romper el círculo vicioso del poder? Se puede y se debe: la clave está en el sistema electoral. Para cortar el círculo vicioso del poder necesitamos que se cambie el sistema electoral para que los congresistas sean los representantes del pueblo, no de los partidos; para  que la gente pueda elegir políticos de su confianza, en circunscripciones uninominales de tipo barrio, conociéndoles uno a uno y no en listas precocinadas por los partidos; un sistema como tienen en Francia o en Inglaterra, o en Alemania.

No se romperá el círculo vicioso del poder con la entrada de nuevos partidos al sistema si éstos también tienen la posibilidad de hacer las listas electorales. El círculo se hará más grande, pero no desaparecerá. Hay que cambiar el sistema de elegir a los políticos para romper en círculo vicioso del poder. Partidos sí, listas no.

¿Qué hacer para que se cambie el sistema electoral? Básicamente hay que hacer que la gente relacione el círculo vicioso del poder con la elección de los políticos: si continúan las listas de los partidos, continuará el círculo vicioso. No he tenido ningún caso de reflexionar con alguien del tema y que no esté de acuerdo.  Así que cuanta más gente conozca el planteamiento, mejor.

La gente que conozca el tema y quiera cambiarlo podrá hacer varias cosas todas ellas pacíficas y simultaneas aprovechando la potencia de las nuevas tecnologías.

Una: reflexionar y compartir sobre cada post de denuncia  en  Tweeter, en Facebook etc. y su  relación con el “circulo vicioso del poder”; y cuál sería el caso si este círculo se rompiera. Temas por ejemplo como los desahucios o las preferentes, o  la Gurtel, los Eres, la falta de presupuesto para los grandes dependientes, los aeropuertos sin aviones, las autopistas sin coches, la lentitud de la justicia, la prescripción de los delitos etc. ¿podrían darse si no existiera ese “circulo vicioso del poder”? Claro que no. Reflexionar y compartir.

Otra:  deslegitimar el régimen actual de democracia de partidos dejando de votar; que la abstención llegue a un nivel “insoportable” como dicen los franceses, superior al 50% cuanto más mejo. Una abstención de 2/3 pondrá el sistema en evidencia frente a Europa y obligará a cambiarlo.  

Otra: manifestando directamente que queremos que se cambie el sistema electoral firmando peticiones en ese sentido, como la de https://www.change.org/p/dile-al-sr-rajoy-que-cambie-la-ley-electoral .Consigamos 2 o e Millones de firmas: esto pondrá en evidencia a la clase política también.

Todas las opciones son posibles a la vez. Que nadie nos distraiga: lo importante es hacer cambiar el sistema electoral para romper el “circulo vicioso del poder” y la oligarquía de partidos. Cada quien que lea esto puede hacer el ejercicio de reflexionar acerca de la crisis: las causas y el reparto de las cargas para superarla, con el circulo vicioso del poder y que lo comparta con sus amigos y  que actúe en consecuencia, de manera pacífica sin prisa pero sin pausa: como el agua, que sube lentamente pero que es capaz de apagar el fuego, y que en las cantidades adecuadas es imparable.


Si estáis de acuerdo con el planteamiento y queréis manteneros informados de las novedades , entrad en " http://necesitamospoliticosdeconfianza.blogspot.com.es/ ,  escribid vuestra dirección electrónica en la casilla: sígueme por e-mail, o  poner "Me gusta" en la página de Facebook o seguir en Twitter. Lo que mejor os venga. 

Y sobre todo, si pensáis que para tener políticos de confianza necesitamos hacer que cambien el sistema electoral, por favor,
 firmad la petición https://www.change.org/p/dile-al-sr-rajoy-que-cambie-la-ley-electoral y promovedla entre vuestros amigos. Gracias.

miércoles, 18 de marzo de 2015

Contra las listas electorales: toda piedra hace pared


Las listas electorales dan el poder a los partidos y es el núcleo duro de la falta de independencia de los poderes, la corrupción del sistema y la oligarquía de los partidos en España. Sin separación de poderes no hay salida de la crisis de España, y encontrar una solución pacifica es cada vez más urgente.

¿Cómo hacer para llevar a cabo los cambios necesarios si las iniciativas han de pasar por los partidos, que son la causa más inmediata del problema? La respuesta es: poniendo en evidencia frente al mundo, es decir Alemania y EEUU, que el pueblo español no apoya el estatus político actual, que es sólo del interés de los partidos dominantes y que si no se arregla, la situación puede llegar a ser tal que España entre en una situación que haga imposible que se pueda pagar la deuda del país. (A los bancos alemanes, por ejemplo).

 Teniendo en cuenta que los bancos alemanes han invertido en España el dinero de los ahorradores alemanes, y el respeto que los políticos alemanes tienen por los votantes ahorradores alemanes, seguro que harán lo necesario para evitar que el problema se presente, y harán lo necesario para que el peso económico de la casta española actual y futura, no aplaste por más tiempo a los españoles, y éstos puedan desarrollar sus actividades para vivir, y para pagar las deudas.

Entonces, ¿cómo poner en evidencia, de forma pacífica, el descontento de los españoles con el sistema político que “la casta” dejó “atado y bien atado”, desde el principio de la “llamada” Democracia española?

Hay varias formas y todas ellas validas y complementarias: unos promueven la “abstención activa”, otros la recogida de firmas pidiendo la reforma de la ley electoral, otros piden la reforma de la constitución, otros la apertura a de un periodo constituyente… desde mi punto de vista todas las actuaciones son validas si son pacificas. Así, utilicémoslas todas ¡!!!!! Simultáneamente!!!!!!

Si estáis de acuerdo con el planteamiento y queréis manteneros informados de las novedades , entrad en " http://necesitamospoliticosdeconfianza.blogspot.com.es/ ,  escribid vuestra dirección electrónica en la casilla: sígueme por e-mail, o  poner "Me gusta" en la página de Facebook o seguir en Twitter. Lo que mejor os venga. 

Y sobre todo, si pensáis que para tener políticos de confianza necesitamos hacer que cambien el sistema electoral, por favor,
 firmad la petición   https://www.change.org/p/dile-al-sr-rajoy-que-cambie-la-ley-electoral y promovedla entre vuestros amigos. Gracias.

miércoles, 11 de marzo de 2015

Sin independencia de poderes no hay salida

Sin independencia de poderes seguirá la partidocracia, la corrupción galopante y crecerá más la desigualdad entre los españoles. Para cambiar, se necesitan representantes políticos de  confianza, y para ello eliminar las listas electorales del sistema electoral.

 Son las personas con sus acciones u omisiones  las que ponen en marcha las ideas, por eso elegir las personas adecuadas es esencial para el beneficio de todos; elegir personas es la piedra angular del buen funcionamiento del sistema político: no su nombre, República o Monarquía, ni la supuesta ideología o el nombre de sus partidos: PP, PSOE, PODEMOS, Ciudadanos, UPyD etc.   

Hay Republicas que funcionan bien como la francesa o la estadounidense;  las hay que funcionan mal como la italiana, la portuguesa o la griega. Hay Monarquías que funcionan bien como la británica, o la holandesa y otras que funcionan mal como la española. Y la diferencia entre ellas está, en opinión de muchos,  en el sistema de elección de los políticos que gestionan la cosa pública.

En Francia, y en Inglaterra  tienen sistemas electorales basados en circunscripciones pequeñas (unas 100.000 personas en Francia, unas 70.000 personas en el Reino Unido), y son uninominales: una sola persona representa a toda la circunscripción.  En donde funciona mal: Portugal, Italia, Grecia, España las circunscripciones son más grandes. Por ejemplo en España son las provincias: Madrid, Barcelona, Valencia o Sevilla son de varios millones de personas,  y hay listas electorales, abiertas o cerradas. Un nombre aproximadamente por cada 100.000 habitantes, y en donde la representación de la provincia le corresponde a toda la lista, sin que cada votante sepa quién de la lista le representa.

Sabemos que la independencia de los poderes legislativo, ejecutivo y judicial es la base de la democracia,  y  su piedra angular es el sistema electoral: que la gente conozca de cerca a sus representantes en los barrios, cara a cara, y que pueda identificarles para exigirle responsabilidades a cada uno de ellos. Las listas impiden que cada votante sepa quién le representa y que pueda exigirle responsabilidades.  Esta función está delegada en los partidos: ellos ponen a los políticos en las listas y les exigen, o no, las responsabilidades. No los votantes. Mientras los políticos tengan la confianza de sus partidos, no hay responsabilidades políticas.

Las listas que preparan los partidos producen que sus  políticos trabajen como sus delegados en el Congreso, y sean más pronto que tarde “estómagos agradecidos” obedientes al partido; ellos, harán las leyes que les convienen, designaran a los jueces que les convienen y, en fin,  podrán dar cobertura  a toda la corrupción que les convenga a ellos y a sus “amigos”.

Para evitar todos esos atropellos necesitamos movilizarnos y poner en evidencia que la gente quiere elegir directamente a sus representantes;  recoger firmas es una manera pacífica y efectiva  de manifestar el deseo de cambio. Recoger uno o dos millones de firmas pondrían en evidencia al Gobierno y a la clase política frente a Europa, a los EEUU y en general ante el mundo entero, de que los españoles queremos un cambio real.

Poner nuevos partidos que también prepararán listas electorales no es la solución: es extender  más el problema, es pasar del bipartidismo al tripartidismo o tetra partidismo o más, pero continuar bajo la oligarquía de los partidos; pues por experiencia se sabe que una vez que los partidos experimentan el poder que les confiere hacer las listas electorales, no renuncian a ellas. El poder real sobre la política lo tiene quien decide quién  está en política, y ese poder pertenece al pueblo, no a los partidos.

Por eso hay que recoger firmas: para eliminar las listas electorales, para quitar a los partidos el súper-poder que les da decidir quién está en política. Y pedírselo al Jefe del Gobierno y al Rey Felipe VI como cabezas de la clase política, y hacerlo con educación y con firmeza.

Y creo que mucha gente estará de acuerdo en firmar la petición si les llega la información de que existe, porque es razonable que el poder resida en el pueblo; por eso es tan importante   extenderla, o “viralizarla” a través de las redes sociales (RRSS) como Facebook, Tweeter, LinkedIN etc.

 Y esta firma no impide que los firmantes firmen también otras peticiones porque Internet permite hacerlo; lo importante es manifestar el deseo de cambio y hacerlo de la manera adecuada: suave pero firme.

En este año de tantas elecciones pongamos de manifiesto que el pueblo español necesita cortar lo que se ha llamado “la ley de Hierro de la Oligarquía” de los partidos y tomar directamente la decisión acerca de quién está o no en política. Firmar esta petición es una buena manera de hacerlo.


Si queréis manteneros informados de las novedades de "Necesitamos políticos de confianza" escribid vuestra dirección electrónica en la casilla: sígueme por e-mail, o  poner "Me gusta" en la página de Facebook o seguirnos en Twitter. Lo que mejor os venga. 

Y sobre todo, si piensas que para tener políticos de confianza necesitamos hacer que cambien el sistema electoral, por favor,
 firma la petición promuévela entre tus amigos. Gracias.

viernes, 6 de marzo de 2015

¿Mayorías estables para "robar tranquilos" otra temporada?

Las listas electorales dan a los partidos un poder total sobre los políticos a los cuales convierten en sus delegados; éstos, estómagos agradecidos,  les son obedientes y son utilizados para hacer las leyes que les conviene, elegir los jueces que les convienen etc.; tambien para poner en marcha lo que algunos llaman “circulo vicioso de la partidocracia” para beneficio propio y de sus asociados.

Las listas electorales  ayudan a producir mayorías estables en el Congreso y son la base de la falta de independencia de los poderes.  Sin separación de poderes no hay salida justa de la crisis, y el primer paso hacia ese fin es eliminar las listas electorales del sistema electoral, para permitir a la gente que elija sus representantes, uno a uno, en circunscripciones de tipo barrio, conociendo a los candidatos.

En este año de tantas elecciones pongamos de manifiesto que el pueblo español tras 30 años de DEMOCRACIA _DE_PARTIDO ha madurado políticamente y necesita cortar lo que se ha llamado “la ley de Hierro de la Oligarquía” de los partidos; y tomar directamente la decisión acerca de quién está o no en política.


Si queréis manteneros informados de las novedades de "Necesitamos políticos de confianza"  seguidme por e-mail, o podéis poner "Me gusta" en la página de Facebook o seguirnos en Twitter. Lo que mejor os venga. 

Y sobre todo, si piensas que para tener políticos de confianza necesitamos hacer que cambien el sistema electoral, por favor, 
firma la petición y promuévela entre tus amigos. 

Gracias.