!-- TWITTER CARDS -->

sábado, 29 de agosto de 2015

Cada Firma cuenta contra la partidocracia

  • Recojo firmas para hacer cambiar el sistema electoral y poder elegir políticos de confianza. ¿Me ayudas? 
  •  La resolución de muchos de los problemas actuales: corrupción, enchufismo, desigualdad social etc. requiere que tengamos políticos de confianza.
  • Creo que el sistema de elección por listas de partido es la base de la corrupción y la desconfianza en las instituciones, que nos ha traído hasta dónde estamos, y  que  ha llegado el momento de presionar para hacerlo cambiar.
  • Tú que denuncias muchas situaciones injustas en tus “posts” de Facebook, te invito a que reflexiones acerca de si el tener políticos de confianza ayudaría a resolverlas, y a que si es así, lo pongas en tus posts para ayudar a crear, entre tus seguidores y amigos  el ambiente necesario para el cambio
  • Si entre todos recogemos 2 ó 3 millones de firmas la partidocracia quedaría en evidencia ante la comunidad internacional  y sería un buen paso en la buena dirección del cambio. ¡Y las redes sociales permiten que esta actuación se lleve a cabo simultáneamente con otras que puedas llevar a cabo, y con muy escasos recursos!
  • Gracias por adelantado.
  • Si estáis de acuerdo con el planteamiento y queréis manteneros informados de las novedades , entrad en " http://necesitamospoliticosdeconfianza.blogspot.com.es/ ,  escribid vuestra dirección electrónica en la casilla: sígueme por e-mail, o  poner "Me gusta" en la página de Facebook seguir en Twitter. Lo que mejor os venga. 

    Y sobre todo, si pensáis que para tener políticos de confianza necesitamos hacer que cambien el sistema electoral, por favor,
     firmad la petición https://www.change.org/p/dile-al-sr-rajoy-que-cambie-la-ley-electoral y promovedla entre vuestros amigos. Gracias.
  • https://www.change.org/p/dile-al-sr-rajoy-que-cambie-la-ley-electoral


martes, 11 de agosto de 2015

Romper el circulo vicioso del poder

Hay mucho malestar y disgusto con los políticos, y cada ciudadano lo manifiesta de diferentes maneras: muchos a través de Internet y las Redes Sociales. La gente protesta porque quiere soluciones al paro, a los desahucios, a las colas en los comedores sociales, a los suicidios, a los recortes en sanidad, a los recortes en la Educación… pero no las encuentra.

La gente reflexiona: estamos en una crisis que no hemos creado, hay un paro enorme, nos han echado de las viviendas que compramos con unos préstamos que pensamos que podíamos pagar; ahora nos dicen parece que estamos saliendo de la crisis pero nosotros seguimos en paro; la riqueza del país está pero el reparto no nos toca nada, y parece que los que tenían, tienen más ahora; y los que no tenemos, tengamos menos todavía. La desigualdad crece. Entonces ¿qué está pasando? ¿Es que no tenemos ningún control de lo que pasa? ¿Es esto normal?   

Algunos pensamos que España está bajo un círculo vicioso del poder, que hace que la riqueza se genera por los muchos y se reparta de manera injusta entre solo unos pocos; que esa es la razón última del crecimiento de la desigualdad y que la situación seguirá así mientras no se tome las medidas necesarias que efectivamente rompan el círculo vicioso del poder.

¿Qué es el círculo vicioso del poder? Es un concepto político nuevo que poco a poco va tomando forma, basado en cinco ideas fundamentales que son muy fáciles de comprender. Primera: la ley está para cumplirse, “mantra” que la prensa se encarga de repetir hasta la saciedad para que se transforme en verdad de fe indiscutible. Segundala ley la hacen los  políticos en el congreso, los cuales son “elegidos” por el pueblo mediante listas electorales que preparan los Partidos y que les transforman en sus empleados, estómagos agradecidos y obedientes. Tercerala ley la administran los jueces, cuyo órgano de gobierno es acordado por los políticos del congreso obedientes a las directivas de los partidos. Cuarta: la ley es asegurada por los cuerpos y fuerzas de la seguridad del estado, bajo las órdenes del Ejecutivo cuyo Presidente es el jefe del Partido que ostenta la mayoría del congreso, y que es uno de los que hacen las listas. Quinta: en caso de necesidad, se crean nuevas leyes, ley mordaza etc.,  o se modifican los anteriores: código penal etc. de la manera que les conviene a los partidos; y se vuelve al punto primero. Y se repite el círculo indefinidamente.

¿Se puede romper el círculo vicioso del poder? Se puede y se debe: la clave está en el sistema electoral. Para cortar el círculo vicioso del poder necesitamos que se cambie el sistema electoral para que los congresistas sean los representantes del pueblo, no de los partidos; para  que la gente pueda elegir políticos de su confianza, en circunscripciones uninominales de tipo barrio, conociéndoles uno a uno y no en listas precocinadas por los partidos; un sistema como tienen en Francia o en Inglaterra, o en Alemania.

No se romperá el círculo vicioso del poder con la entrada de nuevos partidos al sistema si éstos también tienen la posibilidad de hacer las listas electorales. El círculo se hará más grande, pero no desaparecerá. Hay que cambiar el sistema de elegir a los políticos para romper en círculo vicioso del poder. Partidos sí, listas no.

¿Qué hacer para que se cambie el sistema electoral? Básicamente hay que hacer que la gente relacione el círculo vicioso del poder con la elección de los políticos: si continúan las listas de los partidos, continuará el círculo vicioso. No he tenido ningún caso de reflexionar con alguien del tema y que no esté de acuerdo.  Así que cuanta más gente conozca el planteamiento, mejor.

La gente que conozca el tema y quiera cambiarlo podrá hacer varias cosas todas ellas pacíficas y simultaneas aprovechando la potencia de las nuevas tecnologías.

Una: reflexionar y compartir sobre cada post de denuncia  en  Tweeter, en Facebook etc. y su  relación con el “circulo vicioso del poder”; y cuál sería el caso si este círculo se rompiera. Temas por ejemplo como los desahucios o las preferentes, o  la Gurtel, los Eres, la falta de presupuesto para los grandes dependientes, los aeropuertos sin aviones, las autopistas sin coches, la lentitud de la justicia, la prescripción de los delitos etc. ¿podrían darse si no existiera ese “circulo vicioso del poder”? Claro que no. Reflexionar y compartir.

Otra:  deslegitimar el régimen actual de democracia de partidos dejando de votar; que la abstención llegue a un nivel “insoportable” como dicen los franceses, superior al 50% cuanto más mejo. Una abstención de 2/3 pondrá el sistema en evidencia frente a Europa y obligará a cambiarlo.  

Otra: manifestando directamente que queremos que se cambie el sistema electoral firmando peticiones en ese sentido, como la de https://www.change.org/p/dile-al-sr-rajoy-que-cambie-la-ley-electoral .Consigamos 2 o e Millones de firmas: esto pondrá en evidencia a la clase política también.

Todas las opciones son posibles a la vez. Que nadie nos distraiga: lo importante es hacer cambiar el sistema electoral para romper el “circulo vicioso del poder” y la oligarquía de partidos. Cada quien que lea esto puede hacer el ejercicio de reflexionar acerca de la crisis: las causas y el reparto de las cargas para superarla, con el circulo vicioso del poder y que lo comparta con sus amigos y  que actúe en consecuencia, de manera pacífica sin prisa pero sin pausa: como el agua, que sube lentamente pero que es capaz de apagar el fuego, y que en las cantidades adecuadas es imparable.


Si estáis de acuerdo con el planteamiento y queréis manteneros informados de las novedades , entrad en " http://necesitamospoliticosdeconfianza.blogspot.com.es/ ,  escribid vuestra dirección electrónica en la casilla: sígueme por e-mail, o  poner "Me gusta" en la página de Facebook seguir en Twitter. Lo que mejor os venga. 

Y sobre todo, si pensáis que para tener políticos de confianza necesitamos hacer que cambien el sistema electoral, por favor,
 firmad la petición https://www.change.org/p/dile-al-sr-rajoy-que-cambie-la-ley-electoral y promovedla entre vuestros amigos. Gracias.

sábado, 8 de agosto de 2015

El régimen del 78 no es democracia, es partidocracia.

En democracia el pueblo es soberano y cuando vota su voz es clara y rotunda: al día siguiente los representantes elegidos están trabajando en sus puestos. El espectáculo de los partidos pactando cargos en las instituciones demuestra que no estamos en democracia.

En España hay un régimen partidocrático que algunos llaman régimen del 78, y en él los partidos son los soberanos: hacen que el pueblo vote con listas, y después de las elecciones  interpretan los resultados y pactan entre ellos a quién ponen en las instituciones. En el régimen partidocrático la voluntad popular no se acata, se interpreta.

En el régimen partidocrático el pueblo es un convidado de piedra, las instituciones son regidas por “estómagos agradecidos” de los partidos, sometidos a la “disciplina de partido” y la experiencia ha mostrado que es un sistema débil frente a la corrupción.

El régimen con ayuda de sus medios de propaganda, pretende que es democracia, pero la realidad muestra que ello es falso, y tenemos ejemplos en países cercanos que lo demuestran. El régimen del 78 es un problema para España;  y como cualquier problema, para ser solucionado primero tiene que ser identificado como problema. Veamos.

El régimen no aporta soluciones reales frente a las calamidades que sufre la sociedad española: la corrupción, el enchufismo, el fraude fiscal, la enorme y creciente deuda nacional, la creciente desigualdad social, el paro, la pobreza, la connivencia entre los poderes legislativo, ejecutivo y judicial y un largo etcétera; mas bien es al contrario ya que de hecho esas calamidades tienen su causa próxima o lejana en el régimen.

Las listas electoral impiden conocer a los candidatos, salvo al primero, y aún a éste se le conoce a través de los medios de comunicación y asesores de imagen. Votar una lista diferente al cabo de cuatro años, no es suficiente para la resolución de las necesidades de los españoles porque aunque los nombres cambien, no cambian quienes las confeccionan ni los criterios de selección de los nombres; al final son “los mismos perros con diferentes collares”.

Para tener democracia se necesita un sistema electoral que permita que la gente conozca de cerca a los candidatos, que les permita elegirlos  uno a uno y que efectivamente recoja el mandato del pueblo de manera que haga que sus representantes dirijan las instituciones desde el día siguiente de la elección.

Ese sistema ya está inventado y se llama sistema electoral uninominal mayoritario a una o dos vueltas. Como el que tienen en Francia: con tantas circunscripciones como cargos a elegir. Con una primera vuelta en donde se eligen a todos los candidatos en la circunscripción y,  si no hay mayoría absoluta para ninguno, se hace una segunda vuelta con los dos primeros. El sistema siempre elige por mayoría absoluta.  Así se eligen todos los cargos de las instituciones: locales, regionales, nacionales. En Democracia no hay listas, ni abiertas ni cerradas.

En Inglaterra igual, salvo para la Reina, que no se elige. Es una Monarquía parlamentaria. Pero desde la reina hacia abajo, todos los cargos se eligen por mayoría simple en una vuelta. Y llama la atención cómo es típico el caso de la mudanza del primer ministro desde su residencia de Downing Street, al día siguiente de las elecciones, en el caso de que no gane las elecciones.

En democracia hay, además, mecanismos en las circunscripciones durante la legislatura, que permiten echar a su cargo electo si éste muestra comportamiento inadecuado; y ello  mediante votación particular en el distrito afectado. Este mecanismo también se pone en marcha en caso de fallecimiento o similar circunstancia del cargo electo. En ningún caso hay listas que sirvan para poner a nadie en lugar del anterior cargo electo sin la votación del pueblo.

 El sistema electoral uninominal mayoritario, sin ser perfecto es mucho mejor que el sistema proporcional actual, pues permite una elección conociendo de cerca a los candidatos y una rectificación posterior en el caso de comportamiento inadecuado, o incumplimiento de programa, del cargo electo. Comparándolo con el sistema proporcional de listas, es todo ventajas porque reconoce al pueblo como verdaderamente soberano que tiene la jurisdicción sobre sus representantes electos.
Que nadie nos equivoque: lo importante es cambiar el sistema electoral. Comparando muchos de los asuntos de la actualidad: Bárcenas, tarjetas negras, rumorología de las tertulias de TV y Radio sobre los pactos etc. con la importancia del cambio de sistema electoral, podemos decir que estas noticias son de tipo menor y son señuelos para distraer la atención del público. Ni siquiera es más importante, yo creo,  cambiar el régimen Monárquico por el Republicano: lo importante es cambiar el sistema electoral. Lo demás en marear la perdiz.

Cambiar el sistema electoral proporcional por el uninominal mayoritario sería incluso una oportunidad que consolidaría a la monarquía del Rey Felipe VI como una Monarquía Parlamentaria del estilo de la del Reino Unido. Si no lo hiciera, la Republica pasaría a ser una opción.

Los nuevos partidos emergentes no son parte de la solución de la partidocracia porque ninguno de ellos lleva en sus programas la eliminación de las listas electorales. La aparición de los nuevos partidos solo cambia el número de partidos que van a “interpretar” la voluntad del pueblo. Los partidos seguirán siendo los soberanos y más pronto que tarde todos se convertirán en “casta” vulnerable a la corrupción. Los nuevos partidos tendrán sus propios “estómagos agradecidos” que les representarán pero el pueblo seguirá sin tener sus representantes.

Para estimular el cambio del sistema electoral, la abstención activa en las elecciones es un opción que algunos proponen, porque ello muestra  que no se participa en el juego del régimen. Yo digo que esta opción no está reñida con las más activa incluso de recoger firmas por Internet, para efectivamente hacer ver a la Comunidad internacional que hay una demanda de la sociedad española para cambiar el sistema electoral. Recoger 1 o 2 millones de firmas que pudiera mostrar al mundo el deseo de cambio, sería un objetivo que pondría en marcha el proceso porque pondría en evidencia al régimen español frente al mundo.

Si estáis de acuerdo con el planteamiento y queréis manteneros informados de las novedades , entrad en " http://necesitamospoliticosdeconfianza.blogspot.com.es/ ,  escribid vuestra dirección electrónica en la casilla: sígueme por e-mail, o  poner "Me gusta" en la página de Facebook seguir en Twitter. Lo que mejor os venga. 

Y sobre todo, si pensáis que para tener políticos de confianza necesitamos hacer que cambien el sistema electoral, por favor,
 firmad la petición https://www.change.org/p/dile-al-sr-rajoy-que-cambie-la-ley-electoral y promovedla entre vuestros amigos. Gracias.



martes, 21 de julio de 2015

Cuidado con las listas

¡Fuera listas!
Democracia es un sistema en que el pueblo elige a sus representantes; partitocracia no, éste es  otro sistema en el que el pueblo elige una lista de nombres que ha preparado el jefe de un partido. En democracia los políticos electos representan a sus votantes; en partitocracia no, los políticos electos representan a quien les puso en la lista.

Quien hace la lista, solo pone a quienes le  van a ser fieles y obedientes. Éstos tendrán”la confianza del partido” y estarán en política y cobrarán. Los demás no. Quien hace la lista es el que manda.

Las listas tienen una característica especialmente dañina para el elector y es que le impiden conocer a los miembros que la integran, salvo a los primeros. Es el caso de las listas de la provincia de Barcelona  para la Generalitat, que en las elecciones del año 2012 tenían 85 nombres. Este año 2015 serán por lo menos igual de largas. ¿Qué votante  conocerá  a los miembros de la lista? ¿Cuántos “tapados” caben en una lista de 85 o más? ¿Cuántos tapados caben en todas las listas de todos los partidos de España?  ¡Y los votos en el Congreso de los tapados, valen lo mismo que los votos de los de los demás!  ¡Y están al servicio de quien les puso en las listas pues se han convertido en “estómagos agradecidos” ¡

Votar en listas es apoyar ciegamente a quien hizo la lista. Por eso, cuidado con las listas. Los resultados en términos de corrupción están a la vista por la experiencia. En Cataluña y en España. En cada región. Todas están afectadas por la corrupción.

El sistema electoral basado en listas es base de la partidocracia , genera corrupción y no representa bien a los ciudadanos, y al no hacerlo prepara el camino para soluciones independentistas imposibles.Sentar las bases de la verdadera democracia cambiando el sistema electoral y todo lo necesario en la Constitución es necesario para resolver el problema entre todos en un esfuerzo común que recoja las aspiraciones de los españoles.

El problema no es quién haga la lista; el problema es que el sistema esté basado en listas. Las listas es lo que tiene. Por eso cuidado con las listas. Votar listas no es votar ideología, es votar corrupción
Ahora el Sr. Más prepara su lista para la independencia. Por la prensa se saben los cuatro primeros nombres, pero faltan más de 80. ¿Quiénes serán? No hay que preocuparse, el Sr. Más los elegirá a su gusto.

Cuando llegue el  momento de elegir la papeleta los votantes solo tendrán que dar su conformidad a la lista completa. Con la lista todo queda “atado y bien atado”.
Si el Sr. Mas cumple su programa o no, no tiene importancia. Los votantes no podrán hacer nada hasta la próxima elección.

Como fue el caso del Sr. Rajoy y las listas del Partido Popular, que hizo todo lo contrario que decía su programa electoral y ahí sigue: jefe del gobierno.

Los jefes de los partidos: Mas, Rajoy, Sanchez, Rivera, Iglesias, Diez etc están muy a gusto con el poder que les da hacer las listas, por eso se necesita una recogida masiva de firmas para hacerles cambiar el sistema electoral.

Si estás de acuerdo pulsa me gusta y comparte la pagina de Facebook.


También puedes apoyar y compartir la petición de firmas




lunes, 20 de julio de 2015

Democracia VS Partidocracia

En Partidocracia cuando una lista gana por mayoría absoluta, hay  rodillo parlamentario y corrupción. Cuando no, los otros partidos forman coaliciones y hay reparto de poderes; los partidos forman reinos de taifas y se dedican a vigilarse entre ellos. En todo caso los partidos trabajan para los partidos y se alejan de la gente. Los partidos mandan y el pueblo paga.
En Democracia con el sistema electoral mayoritario, el pueblo elige a sus representantes uno por uno, en circunscripciones uninominales;  y les echa durante la legislatura si no cumplen. En DEMOCRACIA el pueblo manda y los partidos políticos le obedecen.   
Tenemos que reflexionar sobre el sistema electoral que conviene más y actuar en consecuencia. Entra en el blog y si estás de acuerdo apoya la petición https://www.change.org/p/dile-al-sr-rajoy-que-cambie-la-ley-electoral?recruiter=28213202&utm_source=share_petition&utm_medium=copylink&sharecordion_display=control  y compártela con tus amigos.


viernes, 17 de julio de 2015

¿Sistema proporcional o mayoritario?

El sistema electoral que se propone es mayoritario uninominal de circunscripciones pequeñas. Es como el que tienen en Francia, Reino Unido, EEUU, en Alemania etc.¿Por qué algunos preferimos el sistema mayoritario? ¿Que ventajas le vemos frente al sistema proporcional? En este post hay algunas reflexiones, y se harán más en próximas entradas del blog

En el sistema mayoritario los políticos son elegidos de uno en uno, no en listas; en él durante las campañas electorales, los candidatos tienen que ir a la circunscripción, por ejemplo los barrios o las comarcas,  y presentarse a los vecinos para hacerles sus propuestas. Esto produce un contacto cercano entre los votantes y los candidatos. Los políticos electos les deben el puesto a sus votantes, y solo a sus votantes.

 En este sistema los políticos están bien elegidos porque son conocidos de cerca  y no hay disciplina de partido porque cada candidato tiene que ganarse el voto por sí mismo: aquí no sirven campañas de propaganda ni asesores de imagen. Durante su mandato los votantes pueden actuar votos de censura si su comportamiento es inadecuado y el contacto de los políticos electos y sus votantes es constante.

En el sistema proporcional, los votantes eligen mediante listas de partido y las circunscripciones son grandes, en España las provincias; y el numero de nombres en la lista depende del número de habitantes, uno por cada 100.000 aproximadamente. Y cuando la lista es larga la gente conoce solo al primero de la lista por la prensa, y con las campañas de imagen, propaganda etc. a los demás ni siquiera eso.  En Barcelona en las autonómicas las listas son de más de 80 nombres. En Valencia son cuarenta etc. A los políticos de las listas solo les conoce quien les ha puesto en las ellas.

En el sistema proporcional los cargos electos están sometidos a la disciplina de partido y en muchos casos se transforman en “estómagos agradecidos” a quien le puso en la lista y obedecen a los intereses partidarios. El contacto de los votantes y los políticos es solo cada cuatro años, cuando hay elecciones. Después nada.

El sistema mayoritario es representativo de la gente y está implantado en los países más tradicionalmente democráticos. Produce mayorías sanas donde gobiernan de manera estable los que han sacado más votos, y en donde los cargos electos no están sometidos a la disciplina de los partidos.

El sistema proporcional es representativo de los partidos y es el vigente en los países PIGS (Portugal, Italia, Grecia y Spain ) con los resultados que todos conocemos de periodos de pactos, componendas, alejamiento de la política y los ciudadanos, corrupción generalizada etc., que todos conocemos.

Tenemos que reflexionar sobre el sistema electoral que conviene más y actuar en consecuencia. Entra en el blog y si quieres regístrate; puedes tambien apoyar la petición https://www.change.org/p/dile-al-sr-rajoy-que-cambie-la-ley-electoral?recruiter=28213202&utm_source=share_petition&utm_medium=copylink&sharecordion_display=control  y compartirla con tus amigos.



martes, 14 de julio de 2015

¿Ahora prima de escaños?

¿Ahora prima de escaños como en Grecia? ¡Cuidado! Las mayorías en democracia dan estabilidad de gobierno, pero en partidocracia y con "listas" y "disciplina de partido" dan "rodillo parlamentario" y más corrupción si cabe.

 Las mayorías sanas vienen de los sistemas de elecciones mayoritarios, como en Francia, en Inglaterra, en USA e incluso en Alemania. Los sistemas de listas los usan los países PIGS (Portugal, Italia, Grecia y Spain), cerdos en inglés, que es como en el norte de Europa se refieren despectivamente a los países del sur.

Se necesita una recogida masiva de firmas para hacerles cambiar el sistema electoral.

Si estás de acuerdo pulsa me gusta y comparte la pagina de Facebook.
También puedes apoyar y compartir la petición de firmas
 https://www.change.org/p/dile-al-sr-rajoy-que-cambie-la-ley-electoral

A continuación el articulo titulado:"El PP plantea una prima de escaños para el partido más votado en cualquier elección"  donde se ve el planteamiento denunciado en el presente post:

http://www.rtve.es/noticias/20150710/pp-plantea-prima-escanos-para-partido-mas-votado-eleccion/1177081.shtml



lunes, 6 de julio de 2015

Grecia enseña el camino

Las deudas deben pagarlas los que tomaron los dineros; no aquellos que no lo hicieron y ahora se ven forzados a devolverlos por una austeridad impuesta por políticos deshonestos.
También deben pagarlas aquellos banqueros aprovechados que prestaron el dinero de sus honrados ahorradores a inversores desaprensivos protegidos por políticos corruptos.
Grecia nos enseña el camino.
En España los “terroristas financieros” lo tuvieron más fácil por la oligarquía partidista que se apoya en el sistema de elecciones por listas; éste produce congresista, senadores, concejales etc. “estómagos agradecidos” que aprueban leyes para la connivencia de los poderes, el beneficio de los poderosos y sus amigos; y la corrupción.
Cambiar el sistema electoral eliminando las listas es un paso en la buena dirección. También quizá para Grecia donde el sistema electoral es parecido o peor. En esto España puede enseñar el camino a los países PIGS del sur de Europa.
Si estás de acuerdo puedes firmar la petición y compartirla con tus amigos, presentándola con tu propio comentario.
https://www.change.org/p/dile-al-sr-rajoy-que-cambie-la-ley-electoral

martes, 16 de junio de 2015

El sistema de elección proporcional tiene muchos fallos

Dimite un concejal electo en Madrid por unos “tweets” que había escrito hace años; parece que le sustituirá una concejala de 20 años de edad que se declara “bollera y camionera”. Las dos personas han sido elegidas dentro de una lista encabezada por la actual alcaldesa de Madrid. El caso se produce a los pocos días de haberse llegado al pacto de gobierno municipal y pone en cuestión el método de elegir a los representantes.

 ¿Se elige bien a los políticos cuando a los dos días hay que exigirles que dimitan? ¿Hay algún sistema mejor para elegir a los representantes políticos?
En España utilizamos el sistema proporcional de listas cerradas y bloqueadas para elegir los políticos, pero ¿es  ése un buen sistema desde el punto de vista de la ciudadanía? ¿Podría en su caso, ser mejor sistema el sistema uninominal mayoritario? ¿En qué consiste éste?

Conocemos ya el sistema proporcional de listas, en él el partido, por ejemplo para las municipales,  prepara la lista y organiza la campaña; en ella  hace que el cabeza de lista sea quien explique los programas del partido a través de los medios. Este “cabeza de lista” defiende la “marca” del partido,  es quien debate frente a los otros cabezas de lista y hace, en su caso,  que los votantes, depositen en las urnas las papeletas del partido.

La campaña tiene mucha ayuda del Marketing y se basa en la imagen que dé el cabeza de lista y en el supuesto, quizá erróneo,  de que siendo él bueno, los demás de la lista lo serán también. En el caso de una ciudad importante, como Valencia, la lista en estas elecciones ha sido de 40 personas. ¿No es mucho suponer que todos serán buenos si el primero es bueno? En Barcelona y en Madrid el caso es peor porque las listas son aún más largas.

En el sistema uninominal mayoritario, para la elección de los concejales  la ciudad estaría  dividida en distritos electoral de aproximadamente un número igual de votantes, digamos 100.000. Una ciudad de 1.000.000 de habitantes tendría 10 distritos. En la campaña los partidos presentarían su candidato a cada distrito, éste tendría que convencer a los votantes del distrito  de que le votaran; al final de la campaña el candidato elegido sería el concejal del distrito.   No hay listas. Y en la campaña el Marketing o la “marca” del partido  no tienen tanta importancia como los méritos del candidato.

Votando de esta manera  ¿podría haberse elegido a un señor que hizo chistes de los judíos o de las víctimas de ETA? ¿En qué distrito podría haber salido elegida una chica que se declara “bollera y camionera”?

El sistema de elecciones uninominal mayoritario es mucho más robusto de cara a hacer una buena elección que el sistema proporcional de listas y además presenta la posibilidad de posteriormente exigirles  responsabilidades  e incluso deponerles si tienen  comportamiento indigno. En este sistema no es importante la “confianza del partido” y los representantes políticos tienden más a la dimisión que a resistencia en el puesto y al requerimiento judicial.


Si estáis de acuerdo con el planteamiento y queréis manteneros informados de las novedades , entrad en " http://necesitamospoliticosdeconfianza.blogspot.com.es/ ,  escribid vuestra dirección electrónica en la casilla: sígueme por e-mail, o  poner "Me gusta" en la página de Facebook o seguir en Twitter. Lo que mejor os venga. 

Y sobre todo, si pensáis que para tener políticos de confianza necesitamos hacer que cambien el sistema electoral, por favor,
 firmad la petición https://www.change.org/p/dile-al-sr-rajoy-que-cambie-la-ley-electoral y promovedla entre vuestros amigos. Gracias.

lunes, 15 de junio de 2015

La voluntad del pueblo no se interpreta: se cumple

Hemos asistido al penoso espectáculo de los partidos pactando a quien ponen en los ayuntamientos y en las comunidades. Hay que decir que mientras los partidos pactan entre ellos, los asuntos de los ciudadanos siguen pendientes.El sistema electoral está diseñado para que los partidos interpreten la “voluntad popular”, y no para conocer a quien quiere el pueblo elegir como Alcalde o Presidente de la Comunidad. Es el sistema electoral proporcional.

Pero hay otros sistemas electorales que no requieren pactos: por ejemplo el sistema mayoritario. Donde hay sistema de elección mayoritario no hay pactos que valgan; el pueblo habla claramente, elige sus representantes y los políticos se ponen a trabajar al día siguiente de la elección. En España el sistema es el proporcional de listas cerradas: por ello al siguiente de las elecciones, los políticos se ponen a “pactar” cómo se reparten los cargos importantes de de las instituciones: Alcaldes y presidentes de Comunidades.

El sistema de elección proporcional es el origen de la casta política y el distanciamiento cada vez mayor entre los políticos y los particulares. ¿Cómo? El mecanismo es el siguiente: tras la elecciones, los políticos pactan entre ellos hasta elegir el acalde o el Presidente de la Comunidad y ello en un ambiente de desconfianza, crispación, traiciones etc. que deja huella entre ellos; una vez que se ha alcanzado el pacto, los elegidos forman los gobiernos y se comienza a gobernar y a pagarse los favores recibidos durante la campaña, pero la desconfianza sigue estando ahí y el pacto necesita que los políticos se vigilen entre ellos durante toda la legislatura.

 Eso quita el tiempo de atención de los políticos hacia los asuntos de los ciudadanos; el tiempo lo dedican a organizar campañas de difamación, peticiones de dimisión, denuncias ante los tribunales y un largo etcétera.

Se va aumentando  el distanciamiento de los políticos y los ciudadanos porque los políticos, incluidos los de los partidos “emergentes” ya que ninguno está en contra del sistema proporcional, están o estarán en su mundo de “y tú más” y mientras los ciudadanos se dedican a trabajar y pagar los impuestos.

Hay que cambiar el sistema electoral para cortar de raíz la espiral de descontento
Si estáis de acuerdo con el planteamiento y queréis manteneros informados de las novedades , entrad en " http://necesitamospoliticosdeconfianza.blogspot.com.es/ ,  escribid vuestra dirección electrónica en la casilla: sígueme por e-mail, o  poner "Me gusta" en la página de Facebook o seguir en Twitter. Lo que mejor os venga. 

Y sobre todo, si pensáis que para tener políticos de confianza necesitamos hacer que cambien el sistema electoral, por favor,
 firmad la petición https://www.change.org/p/dile-al-sr-rajoy-que-cambie-la-ley-electoral

miércoles, 27 de mayo de 2015

Eliminar las listas del sistema electoral: está ya inventado y le conviene a los ciudadanos

En Inglaterra y Francia los políticos electos empiezan su trabajo al día siguiente de las elecciones; los políticos viejos, a la calle. En España no.

En España después de las elecciones se abre un periodo de pactos que presuntamente también es usado por los políticos salientes para terminar de pagar favores, firmar contratos de última hora, borrar discos de ordenador y otras cosas. Mientras, nosotros los votantes presenciamos atónitos el espectáculo.

Es una más de las diferencias entre el sistema electoral mayoritario y el sistema español de listas de partidos.

 ¿Cómo habría sido la elección de concejales y alcalde en Madrid en un sistema mayoritario?. Muy sencillo. Los concejales hubieran sido elegidos en los barrios o distritos electorales en una o dos vueltas;  un  concejal por cada distrito. El Alcalde por su parte, hubiera sido elegido en la ciudad como circunscripción única, también en una o dos vueltas. Al día siguiente, en su caso, de la segunda vuelta, nuevo gobierno de la ciudad.

Además en Inglaterra, y seguramente en Francia también, hay formulas para “echar”, democrática-mente también, a los políticos si  muestran mal comportamiento durante la legislatura, en sus respectivas circunscripciones, sin necesidad de esperar a las siguientes elecciones. Aquí podríamos tenerlo tambien.

Cada uno de los problemas importantes que causan la desconfianza que los españoles tienen hacia las instituciones, tiene una relación corta con el sistema electoral de las listas de partidos: la corrupción, la falta de independencia de los poderes y desde luego no conocer de qué pie cojean nuestros representantes, están entre ellas.

Conviene que sepamos que hay otros sistemas de votación a parte de las listas electorales y que la democracia de verdad, sin apellidos, pasa porque en efecto los votantes puedan elegir a sus representantes directamente, uno a uno y sin intermediarios. Las listas electorales son el núcleo duro de la solución de quien dejo el tema “atado y bien atado”. Cuanto antes nos demos cuenta de ello, mejor.


Si estáis de acuerdo con el planteamiento y queréis manteneros informados de las novedades , entrad en " http://necesitamospoliticosdeconfianza.blogspot.com.es/ ,  escribid vuestra dirección electrónica en la casilla: sígueme por e-mail, o  poner "Me gusta" en la página de Facebook o seguir en Twitter. Lo que mejor os venga. 

Y sobre todo, si pensáis que para tener políticos de confianza necesitamos hacer que cambien el sistema electoral, por favor,
 firmad la petición https://www.change.org/p/dile-al-sr-rajoy-que-cambie-la-ley-electoral y promovedla entre vuestros amigos. Gracias.

viernes, 15 de mayo de 2015

Las listas electorales mantienen la corrupción en la Politica

La corrupción sigue en política por las listas electorales y la perversa y extendida idea de que votar listas es votar ideología. Muchos al votar cierran los ojos, se tapan la nariz y confían en que la ideología prevalecerá. El resultado es que la corrupción continúa.

Algunos dicen: las ideologías no se corrompen, y tienen razón porque , efectivamente son constructos humanos, y éstos no se corrompen;  pero las personas, que son quienes con sus acciones u omisiones las ponen en marcha, éstas sí se corrompen.

Por eso hay que elegir bien a las personas que nos representan en la política, y no por medio de las listas que son preparadas por los “capos de los partidos”. Las listas convierten a sus componentes en “estómagos agradecidos” de aquél que les puso en ella y que les exigirá su pago obedeciendo sus consignas de voto valiéndose de su “disciplina de partido”.

Las listas convierten a los diputados en representantes de los partidos, y no en representantes del pueblo.De las listas solo conocemos al primero, a los demás no. Y al que conocemos, es a través de los medios de comunicación y tienen la imagen que les fabrican los asesores de imagen, de la misma manera que conocemos a las marcas franquiciadoras comerciales. 

La prueba la tenemos bien cercana en las elecciones de este año 2015. La lista para las cortes valencianas tiene 40 nombres en la provincia de Valencia. De ellos solo conocemos al primero de la lista, y ello a través de los medios de comunicación; pero, ¿y los demás de la lista? ¿Quiénes son? ¿Qué nos proponen? ¿Es que con oír al primero por la radio es suficiente garantía de lo que harán los demás si elegimos esa lista?

Y en el Ayuntamiento la lista es de 33 personas. ¿Cuál de ellos representará a  mi barrio? ¿A quién tomaré por responsable y en su caso podré llamar para reclamar que se haga lo que se prometió durante la campaña?. Si la elección es mediante listas, la respuesta es a nadie.  

Que no nos confundan: necesitamos elegir personas, una por una. Y conociéndolas. Hay que modificar el sistema electoral para hacer que cada político le explique a su circunscripción-barrio qué programa tiene y que se le pueda identificar para, en su caso, exigirle responsabilidades.

Si estáis de acuerdo con el planteamiento y queréis manteneros informados de las novedades , entrad en " http://necesitamospoliticosdeconfianza.blogspot.com.es/ ,  escribid vuestra dirección electrónica en la casilla: sígueme por e-mail, o  poner "Me gusta" en la página de Facebook seguir en Twitter. Lo que mejor os venga. 

Y sobre todo, si pensáis que para tener políticos de confianza necesitamos hacer que cambien el sistema electoral, por favor,
 firmad la petición https://www.change.org/p/dile-al-sr-rajoy-que-cambie-la-ley-electoral y promovedla entre vuestros amigos. Gracias

sábado, 25 de abril de 2015

¿Votar listas o votar personas?

Nos han bombardeado mucho con el "mantra" de que votar listas de los partidos es votar ideología, pero la experiencia dice lo contrario: no son las ideologías las que se sientan en los escaños del Congreso, son las personas que había en la lista las que a fin de cuentas desempeñan las labores de diputado, y cobran por ello.

 Por eso hay que elegir personas, no listas de personas ni supuestas ideología; listas no: ni abiertas ni cerradas; personas a las que hayamos oído qué proyectos tienen, a las que podamos identificar y a las que podamos exigir responsabilidades por sus acciones y omisiones. Elegir personas sería coherente con la ley, que otorga la “propiedad” del escaño al diputado, no al partido aunque parecería lo contrario dada la obligación que parece tener éste de devolver el acta de diputado, si se enfada con quien le incluyó en la lista en la que resultó elegido.

Votar en listas convierte a los diputados en “estómagos agradecidos” de los partidos, prontos a seguir sus ordenes de voto en el Congreso, y hacer méritos para que les pongan en las listas de las siguientes elecciones. Les convierte más bien en representantes o delegados de los partidos, en lugar de  representantes de los electores.

Votar por listas puede explicar por qué la gente sigue votando listas de partidos en las que aparecen corruptos; sería porque al votar supuestamente ideologías, éstas prevalecen sobre los individuos y  hacen desaparecer su mala influencia. Votar por listas, en fin, justifica por qué los corruptos permanecerán en el poder, mientras tengan la confianza de los partidos,

Votar personas les convierte en representantes de los votantes, quienes tienen la potestad de deponerles entre elecciones sin esperar a la intervención de la justicia; y les hace dimitir por temor a ser “echados” por sus votantes descontentos lo que les imposibilitaría de por vida, de seguir en política.

Si estáis de acuerdo con el planteamiento y queréis manteneros informados de las novedades , entrad en " http://necesitamospoliticosdeconfianza.blogspot.com.es/ ,  escribid vuestra dirección electrónica en la casilla: sígueme por e-mail, o  poner "Me gusta" en la página de Facebook o seguir en Twitter. Lo que mejor os venga. 

Y sobre todo, si pensáis que para tener políticos de confianza necesitamos hacer que cambien el sistema electoral, por favor,
 firmad la petición https://www.change.org/p/dile-al-sr-rajoy-que-cambie-la-ley-electoral y promovedla entre vuestros amigos. Gracias

martes, 31 de marzo de 2015

Romper el circulo vicioso del poder

Hay mucho malestar y disgusto con los políticos, y cada ciudadano lo manifiesta de diferentes maneras: muchos a través de Internet y las Redes Sociales. La gente protesta porque quiere soluciones al paro, a los desahucios, a las colas en los comedores sociales, a los suicidios, a los recortes en sanidad, a los recortes en la Educación… pero no las encuentra.

La gente reflexiona: estamos en una crisis que no hemos creado, hay un paro enorme, nos han echado de las viviendas que compramos con unos préstamos que pensamos que podíamos pagar; ahora nos dicen parece que estamos saliendo de la crisis pero nosotros seguimos en paro; la riqueza del país está pero el reparto no nos toca nada, y parece que los que tenían, tienen más ahora; y los que no tenemos, tengamos menos todavía. La desigualdad crece. Entonces ¿qué está pasando? ¿Es que no tenemos ningún control de lo que pasa? ¿Es esto normal?   

Algunos pensamos que España está bajo un círculo vicioso del poder, que hace que la riqueza se genera por los muchos y se reparta de manera injusta entre solo unos pocos; que esa es la razón última del crecimiento de la desigualdad y que la situación seguirá así mientras no se tome las medidas necesarias que efectivamente rompan el círculo vicioso del poder.

¿Qué es el círculo vicioso del poder? Es un concepto político nuevo que poco a poco va tomando forma, basado en cinco ideas fundamentales que son muy fáciles de comprender. Primera: la ley está para cumplirse, “mantra” que la prensa se encarga de repetir hasta la saciedad para que se transforme en verdad de fe indiscutible. Segunda: la ley la hacen los  políticos en el congreso, los cuales son “elegidos” por el pueblo mediante listas electorales que preparan los Partidos y que les transforman en sus empleados, estómagos agradecidos y obedientes. Tercera: la ley la administran los jueces, cuyo órgano de gobierno es acordado por los políticos del congreso obedientes a las directivas de los partidos. Cuarta: la ley es asegurada por los cuerpos y fuerzas de la seguridad del estado, bajo las órdenes del Ejecutivo cuyo Presidente es el jefe del Partido que ostenta la mayoría del congreso, y que es uno de los que hacen las listas. Quinta: en caso de necesidad, se crean nuevas leyes, ley mordaza etc.,  o se modifican los anteriores: código penal etc. de la manera que les conviene a los partidos; y se vuelve al punto primero. Y se repite el círculo indefinidamente.

¿Se puede romper el círculo vicioso del poder? Se puede y se debe: la clave está en el sistema electoral. Para cortar el círculo vicioso del poder necesitamos que se cambie el sistema electoral para que los congresistas sean los representantes del pueblo, no de los partidos; para  que la gente pueda elegir políticos de su confianza, en circunscripciones uninominales de tipo barrio, conociéndoles uno a uno y no en listas precocinadas por los partidos; un sistema como tienen en Francia o en Inglaterra, o en Alemania.

No se romperá el círculo vicioso del poder con la entrada de nuevos partidos al sistema si éstos también tienen la posibilidad de hacer las listas electorales. El círculo se hará más grande, pero no desaparecerá. Hay que cambiar el sistema de elegir a los políticos para romper en círculo vicioso del poder. Partidos sí, listas no.

¿Qué hacer para que se cambie el sistema electoral? Básicamente hay que hacer que la gente relacione el círculo vicioso del poder con la elección de los políticos: si continúan las listas de los partidos, continuará el círculo vicioso. No he tenido ningún caso de reflexionar con alguien del tema y que no esté de acuerdo.  Así que cuanta más gente conozca el planteamiento, mejor.

La gente que conozca el tema y quiera cambiarlo podrá hacer varias cosas todas ellas pacíficas y simultaneas aprovechando la potencia de las nuevas tecnologías.

Una: reflexionar y compartir sobre cada post de denuncia  en  Tweeter, en Facebook etc. y su  relación con el “circulo vicioso del poder”; y cuál sería el caso si este círculo se rompiera. Temas por ejemplo como los desahucios o las preferentes, o  la Gurtel, los Eres, la falta de presupuesto para los grandes dependientes, los aeropuertos sin aviones, las autopistas sin coches, la lentitud de la justicia, la prescripción de los delitos etc. ¿podrían darse si no existiera ese “circulo vicioso del poder”? Claro que no. Reflexionar y compartir.

Otra:  deslegitimar el régimen actual de democracia de partidos dejando de votar; que la abstención llegue a un nivel “insoportable” como dicen los franceses, superior al 50% cuanto más mejo. Una abstención de 2/3 pondrá el sistema en evidencia frente a Europa y obligará a cambiarlo.  

Otra: manifestando directamente que queremos que se cambie el sistema electoral firmando peticiones en ese sentido, como la de https://www.change.org/p/dile-al-sr-rajoy-que-cambie-la-ley-electoral .Consigamos 2 o e Millones de firmas: esto pondrá en evidencia a la clase política también.

Todas las opciones son posibles a la vez. Que nadie nos distraiga: lo importante es hacer cambiar el sistema electoral para romper el “circulo vicioso del poder” y la oligarquía de partidos. Cada quien que lea esto puede hacer el ejercicio de reflexionar acerca de la crisis: las causas y el reparto de las cargas para superarla, con el circulo vicioso del poder y que lo comparta con sus amigos y  que actúe en consecuencia, de manera pacífica sin prisa pero sin pausa: como el agua, que sube lentamente pero que es capaz de apagar el fuego, y que en las cantidades adecuadas es imparable.


Si estáis de acuerdo con el planteamiento y queréis manteneros informados de las novedades , entrad en " http://necesitamospoliticosdeconfianza.blogspot.com.es/ ,  escribid vuestra dirección electrónica en la casilla: sígueme por e-mail, o  poner "Me gusta" en la página de Facebook o seguir en Twitter. Lo que mejor os venga. 

Y sobre todo, si pensáis que para tener políticos de confianza necesitamos hacer que cambien el sistema electoral, por favor,
 firmad la petición https://www.change.org/p/dile-al-sr-rajoy-que-cambie-la-ley-electoral y promovedla entre vuestros amigos. Gracias.