!-- TWITTER CARDS -->

jueves, 26 de julio de 2012

¿Damos confianza o no?

Con respecto a lo de Bankia y la investigación. o lo que sea, que se está llevando a cabo resulta decepcionante porque estamos acostumbrados a las verdaderas comisiones de investigación que han sentado a Murdock o a Blair en los banquillos, o han hecho dimitir a diputados alemanes que habían copiado en una tesis; aquí no. así ¿cómo vamos a generar confianza? Ni a los mercados ni a nadie. Los Partidos “son el núcleo de todo ésto” y mientras tengan el poder que les dan las listas cerradas todo permanecerá igual. Hay que dejar atrás la Democracia de Partidos e ir a la verdadera de listas abiertas en circunscripciones pequeñas (350 en nuestro caso). ¿Que hay que reformar la ley electoral o incluso la constitución? No hay problema, es cosa de 15 días, como hemos visto recientemente. Así a lo mejor terminamos dando confianza a los mercados, e incluso a nosotros mismos.

martes, 24 de julio de 2012

Propuesta de reflexión para Democracia 4.0

Por lo que he podido comprender Democracia 4.0 (http://demo4punto0.net/ ) es algo parecido a lo siguiente: no nos sentimos representados por los políticos, por eso y ya que la tecnología nos lo permite, proponemos votar nosotros mismos directamente, a través de Internet, las iniciativas que nos parecen más interesante. Es algo así como hacer la democracia directa, incluso al límite, prescindiendo de los representantes, si votaran los 35 M españoles La idea desde luego es rompedora pero, llevada al extremo, le veo algunas debilidades, a saber: • la primera que los votantes potenciales tendríamos que saber muchísimo de lo que se está “cociendo” en el Congreso; tanto que quizá nos consumiría una gran parte del tiempo que necesitamos para ganarnos la vida en nuestros trabajos particulares. • la segunda que muchos de los votantes no tenemos la capacidad de entender las implicaciones de los trabajos que se realizan en el Congreso • la tercera que con este sistema podría darse el caso limite de una dispersión total de los votos para cada votación, lo que haría prácticamente imposible tomar decisiones. Desde mi punto de vista, dadas estas debilidades, y otras que seguramente se podrían encontrar, la propuesta DEMOCRACIA 4.0 no podría funcionar bien en el sistema actual, donde los votantes no confiamos en los políticos y tendríamos que sustituirlos continuamente con nuestros 35 M de votos por Internet. Sí podría funcionar, en cambio, si se dispusiera de representantes DE CONFIANZA de los votantes. Lo que no puede ser es que los votantes no se sientan representados por sus representantes y que éstos, debido al sistema actual de elecciones, representen mejor a sus partidos que a sus votantes, con el agravante de que los partidos “son el núcleo de todo ésto”(http://elpais.com/elpais/2012/07/05/opinion/1341491214_601004.html). Por eso creo que sería interesante también que dentro de DEMOCRACIA 4.0 hubiera una propuesta de dotarse de un mecanismo que permita elegir representantes políticos de confianza PARA LOS VOTANTES. Un sistema electoral semejante al francés, al alemán o al inglés etc. basado en listas abiertas y una circunscripción por diputado (350 en total) podría ser uno de esos sistemas. ¿Podría el movimiento DEMOCRACIA 4.0 reflexionar sobre esta propuesta de cambio de sistema electoral? Si lo hiciera contaría con mi apoyo, y seguramente el de muchas personas independientes también indignadas con la situación.

domingo, 22 de julio de 2012

¿Cumplen los partidos para dar confianza?

Dice el PP que el Gobierno cumple, que el pueblo cumple y que es el Banco Central Europeo (BCE) el que tiene que cumplir y comprar la deuda española. Pero los partidos políticos que están "en el núcleo de todo ésto" (*) ¿cumplen? Parecería que NO porque, que se sepa, todavía están en vigor todas las condiciones que les han permitido "mangonear" en la escena española (listas cerradas, circunscripciones grandes, relaciones con las grandes empresas, relaciones con los reguladores financieros, leyes, etc.). Seguramente es por eso por lo que no damos confianza a los financieros internacionales. Para resolver el tema, los Partidos deberían tener la generosidad necesaria y ceder su poder tomando la iniciativa parlamentaria y cambiar el sistema de elecciones. Tener elecciones con listas abiertas y circunscripciones pequeñas, una por diputado, sería un paso importante hacia la confianza en el sistema, y por lo mismo, hacia la salida de la crisis. (*) http://elpais.com/elpais/2012/07/05/opinion/1341491214_601004.html

domingo, 8 de julio de 2012

¿Nos ayudará Alemania a cambiar la Ley electoral?

La crisis actual, creo yo, viene de que unos "espabilados" españoles han estafado con sus especulaciones y chollos a otros españoles y a algunos europeos que pensaron que poniendo dinero en España ganarían más que en sus países; ahora al explotar la burbuja resulta que somos los españoles "normales" los que tenemos que pagar los platos rotos; pues aunque los españoles estamos acostumbrados a que nos estafen, los alemanes no y esto no puede quedar así: alguien se lo tiene que pagar. Y los ajustes son impuestos por los políticos, que en principio estaban de acuerdo con los "espabilados".Es decir, los mismos políticos bajo cuya actuación ha sucedido todo este desaguisado, son los que nos van a sacar de ello. ¿Es eso creíble? Yo creo que no. Ante esta situación ¿qué se puede hacer? En mi opinión, y en la de cada vez más gente, es elegir políticos de confianza, que nos lideren para poner a cada uno en su sitio y para en su caso, distribuir más adecuadamente los sacrificios necesarios para salir de la crisis. Y desde luego impedir que se pueda repetir. Necesitamos disponer de una nueva ley electoral que nos permita salir de esta democracia de partidos (algunos prefieren llamarla dictadura de partidos) y elegir a nuestros políticos de manera adecuada, en listas abiertas y circunscripciones adecuadas, es decir, una por diputado. Como en Francia, en Alemania, en Inglaterra...Esta reforma política sería un paso adecuado para restaurar la confianza que falta en el sistema, impidiendo de paso que los partidos manipulen las cajas de ahorro. Y no me sorprendería que más pronto que tarde sea también una de las "sugerencias" que vengan de Alemania y de otros socios europeos, en compañía de los dineros que se les piden para "salvar la banca",alguno de cuyos bancos, p.ejemplo Bankia, antes eran cajas y estaban "mangoneadas" por los partidos. Este momento en que se pide la unión bancaria y la fiscal puede ser buena también para esta reforma política en España, para que de una vez por todas España deje de ser "diferente". Reforma de la Ley electoral ya. Entre todos podemos, y más si nos ayuda Alemania.